Os dejo tres textos que reflejan la diferente visión de uno y otro lado. El primero es una carta de un estudiante alemán escrito desde el frente; el segundo son frases de propaganda francesa durante la guerra. Veremos que la propaganda y el uso de posters, carteles, etc para animar a la población tuvieron una gran importancia. El tercer texto dice algo diferente de la batalla de Verdún que lo que comentan las frases de propaganda francesa.

Leed, por favor, los textos, ya que merecen la pena.
TEXTO 1: “Una y otra vez quiero deciros algo: vosotros, que permanecéis en la patria, no olvidéis cuán horrible es la guerra. No dejéis, de rezar. Actuad con seriedad. Abandonad toda superficialidad. Arrojad de teatros y conciertos a los que ríen y bromean mientras sus defensores sufren y se desangran y mueren. De nuevo he vivido durante tres días (del 1 al 4 de enero) la más sangrienta y horrible batalla de la historia, a doscientos metros del enemigo, en una trinchera provisional excavada a toda prisa. Durante tres días y tres noches han caído granadas y más granadas: estallidos, silbidos, sonidos guturales, gritos y gemidos ¡Malditos aquellos que nos condujeron a esta guerra!”

Carta de un estudiante alemán desde el frente.
Captura de pantalla 2010-01-06 a las 21.22.07.png
Captura de pantalla 2010-01-06 a las 21.22.07.png
TEXTO 2: La propaganda de guerra en la prensa francesa

“Las balas alemanas no matan. Nuestros soldados se han acostumbrado a las balas alemanas (…) Y la ineficacia de los proyectiles es el objeto de todas las conversaciones.”

L’Intransigent, 17 agosto 1914

“Excepto cinco minutos al mes, el peligro es mínimo, incluso en las situaciones críticas. No sé como me las voy a apañar sin pegarme esta vida cuando la guerra acabe.”

Petit Parisien, 22 mayo 1915

“La verdad es que algunos (los refugios de Verdún) son relativamente confortables: calefacción central y electricidad (…) La verdad es que uno no se aburría mucho.”

Petit Journal, 1 marzo 1916

“Esperábamos la hora del ataque como el que espera una fiesta.”

Petit Journal, 3 octubre 1915

“A propósito de Verdún: Las pérdidas han sido mínimas.”

Écho de Paris, 25 febrero 1916

(Fuente: Documentos del siglo XX)
TEXTO 3: El ejército alemán penetró en Francia por diversas rutas (…) y sólo fue detenido a algunos kilómetros al este de París, en el río Marne, cinco o seis semanas después de que se hubieran declarado las hostilidades. (…) Ambos bandos improvisaron líneas paralelas de trincheras y fortificaciones defensivas que se extendían desde la costa del canal de La Mancha hasta la frontera suiza (…).

(….) Ese era el “frente occidental”, que se convirtió probablemente en la maquinaria más mortífera que había conocido hasta entonces la historia del arte de la guerra.

(…) En 1916 los alemanes intentaron sin éxito romper la línea defensiva en Verdún, en una batalla en la que se enfrentaron dos millones de soldados y en la que hubo un millón de bajas. La ofensiva británica en el Somme (…) costó a Gran Bretaña 420.000 muertos (60.000 sólo el primer día de la batalla).

(…) Los franceses perdieron casi el 20 por 100 de sus hombres en edad militar. (…) Esa misma proporción puede aplicarse a los cinco millones de soldados británicos.

E. HOBSBAWN. Historia del Siglo XX. Crítica, 1995.